domingo, 31 de agosto de 2008

domingo, 24 de agosto de 2008

Rutina

Ilustración para un artículo sobre la tristeza de las madres cuando sus hijos de van de casa

sábado, 16 de agosto de 2008

desapego

Ésta es la segunda ilustración de mi proyecto sobre la sirenita. El fondo marino está contaminado, y el color del petróleo ha teñido el pelo de la sirena. Entre los escombros que los barcos lanzan al mar, ella encuentra un apuesto maniquí desmembrado en el que proyecta sus ensueños románticos. En el clásico de Ándersen la sirena encuentra una escultura de mármol blanco, pero creo que puedo permitirme la licencia. Obsérvese que en la ilustración la sirena es un ser andrógino, "ni carne ni pescado", con el pelo largo pero sin pechos de mujer.

miércoles, 13 de agosto de 2008

navegando

Aquí está la imagen que abre mi proyecto sobre la sirenita de Andersen. Un banco de peces se dirige a las profundidades del mar hacia un petrolero hundido, de dónde salen unos "hilillos de plastilina". De entre la multitud de peces emergen unas manos, éso y una cola de un color diferente insinúan la presencia de la sirena. El petrolero es en este caso el palacio del rey de los mares.

domingo, 10 de agosto de 2008

el ataque de las mariposas

De vuelta de Hungría antes de lo previsto, tuve tiempo de entregar los dos trabajos que se me pedían para la beca, y que deben estar ahora colgados en alguna parte del museo de arte moderno de Debrecen. Éste es el dibujo preparatorio para una acuarela que les dejé, la acuarela más grande que he hecho jamás, medía un metro por setenta más o menos. Aunque en realidad este dibujo lo concebí como obra acabada, y es que estoy echando de menos el dibujo por el dibujo, quiero decir los trabajos en grafito trabajados con delicadeza en sus degradados sin intención de servir de dibujo preparatorio para nada.
En la acuarela final cambié las mariposas por polillas, que vienen a ser su alter ego oscuro, algo así como el lobo lo es del perro. El hecho de trabajar la acuarela en gran formato y con pincel grueso me dio la sensación, y en cierta manera los resultados, del trabajo al fresco. A ver si me mandan alguna fotito de la susodicha acuarela, que me fui sin hacerla, y la cuelgo aquí.